El FC Barcelona se dejó dos valiosos puntos en el nuevo San Mamés después de no pasar del empate ante un muy bien aleccionado Athletic Club. Los blaugranas tenían la oportunidad de alejarse de Real Madrid y Atlético en La Liga tras la victoria blanca de ayer pero los leones les plantaron cara como pocos equipos hasta ahora. Ni Messi, ni Luis Suárez, ni Coutinho, ni Ousmane Dembélé en su regreso desde el banquillo fueron capaces de deshacer las tablas iniciales en el marcador cuando Carlos del Cerro Grande hizo sonar el pitido final.

Ter Stegen (10): Salvador. El guardameta germano fue el mejor del partido por parte blaugrana con acciones decisivas de esas que deciden campeonatos. En el minuto 16 voló para despejar un balón que se colaba en la escuadra, minutos después estuvo bien posicionado para atajar una chilena de Raúl García y así todo el encuentro. En el 84 sacó una mano decisiva a Iñaki Williams en un uno contra uno que seguramente habría supuesto la derrota culé.

Nélson Semedo (7): Adaptado. No fue su mejor partido, pero destacó dentro de un equipo en el que tan solo el portero estuvo muy por encima del resto. El lateral portugués parece haberse ganado el puesto y un partido más ha cumplido en su posición desbordando por la banda y llegando a línea de fondo en repetidas ocasiones para aportar en ataque.

Piqué (7): Serio. Una vez más el catalán fue el líder de una defensa que, en gran parte gracias a Ter Stegen, pudo frenar las ocasiones de gol de los leones. Piqué tuvo que lidiar con un Raúl García siempre guerrillero y la explosividad de un renovado Iñaki Williams, que generó mucho peligro, pero solventó la papeleta con mucha seguridad.

Lenglet (6): Acertado. El central francés es un fijo en la alineación blaugrana y un partido más estuvo correcto en su trabajo defensivo. Al igual que su compañero en el centro de la zaga tuvo que enfrentarse a una de las delanteras más en forma de La Liga y ambos, junto a su guardameta, fueron capaces de impedir que llegasen los goles. En el minuto 88 se retiró ligeramente lesionado tras una acción anterior.

Sergi Roberto (7): Solido. Como de costumbre el jugador más multiusos de la plantilla blaugrana ocupó el lateral izquierdo, donde tuvo que encargarse de defender a la peligrosa dupla formada por De Marcos y Susaeta, que se entienden a la perfección. El lateral culé no solo cumplió en defensa, si no que sumó en ataque con internadas por su banda. 

Rakitic (7): Creativo. En un centro del campo sin la pericia con el balón de Arthur, el croata tuvo que encargarse de ser el generador de juego azulgrana. Aunque el luminoso no se moviera en todo el partido, las ocasiones por ambas partes llegaron y Rakitic fue uno de los encargados de iniciar muchas de las que tuvo el FC Barcelona.

Busquets (7): Seguro. El centrocampista Sabadell raramente falla en los partidos y por eso ha llegado hasta donde está ahora. Hoy tuvo una doble función, en la primera parte tuvo que cubrir los errores de Arturo Vidal y en la segunda, sin el chileno en el campo, se encargó de que un revoltoso Muniain no pudiese hacer de las suyas con soltura.

Arturo Vidal (4): Errático. El mediocentro chileno comenzó el encuentro con un fallo en la salida de balón que le lastró durante el resto de su participación en el mismo. Durante la primera mitad los nervios le pudieron y falló varios pases aparentemente sencillos, en el 63 fue sustituido por Carles Aleñá, tras desperdiciar una oportunidad de oro para lucirse.

ANDER GILLENEA/GettyImages

Coutinho (5): Desaparecido. La línea ofensiva del FC Barcelona no estuvo para nada acertada a lo largo del partido y el brasileño, como ya es costumbre, dejó mucho que desear. El Coutinho del Barça parece estar muy lejos del mago que deleitaba a los fans del Liverpool.

Leo Messi (8): Desquiciado. La nota parece no ser muy acorde con la calificación pero es así, el argentino fue el mejor del equipo, exceptuando al portero, y aún así terminó cansado de chocarse frente a un muro de camisetas rojiblancas que desbarataban todos sus intentos por hacer gol. Estuvo bastante solo, le costó encontrar a sus compañeros e intentó sorprender de forma individual. La defensa local superó a Messi y a todos sus compañeros.

Luis Suárez (5): Seco. Probablemente la mejor palabra para definir el partido del uruguayo, que después de encadenar una buena racha goleadora en La Liga se quedó a cero en San Mamés. Lo intentó pero unas veces la defensa y otras su falta de puntería le impidieron anotar.

Ante la falta de oportunidades y la efectividad del Athletic Club apagando el juego del FC Barcelona, Ernesto Valverde dio entrada a Carles Aleña (6) en el minuto 63, el mediocentro no tuvo una especial importancia pero tenía fácil la tarea de mejorar la actuación de Vidal. Ousmane Dembélé (7) regresó tras su lesión de tobillo, sustituyó a Coutinho en el 75 y tuvo varias oportunidades para encarar a los jugadores rivales, pero tampoco fue capaz de abrir la lata. En el minuto 88, con el partido casi terminado, Thomas Vermaelen (-) entró como recambio de Lenglet, que se retiro lesionado, y el belga no tuvo mucha participación.

This content has been curated by Quality Sports News
Original Article: https://www.si.com/soccer/2019/02/10/el-1×1-de-los-jugadores-del-fc-barcelona-en-el-empate-ante-el-athletic-club

Share This